B2B: el negocio que pasa desapercibido

Todo el mundo conoce el B2C, que es el e-commerce más habitual en la actualidad. Sin embargo, el B2B no tiene tanta publicidad y es una solución que le puede venir muy bien a cualquier empresa que fabrique o distribuya algún producto o servicio. No obstante, sirve para cualquier tipo de empresa, por lo que os animo a todos a saber más sobre este tipo de e-commerce.

Soluciones de software de comercio electrónico B2B
B2B eCommerce

Concepto

Básicamente, el B2B (Business to Business) es un tipo de e-commerce que se caracteriza porque las relaciones jurídicas concurren entre empresas, no entre empresas y consumidores. En este caso, los consumidores no son protagonistas de las operaciones transcurridas en este tipo porque únicamente se realizan transacciones entre personas jurídicas.

 

En este punto, cada empresa debe valorar hacia quién le puede interesar su producto y cómo venderlo. Lo que está claro es que cuando tienes una cartera de clientes que son empresas, estaríamos facturando muchísimo dinero, ya que las empresas compran bastante cantidad de producto.

¿Por qué escogerlo?

La respuesta más rápida y clara es “depende del producto”, ya que el producto marca el mercado. Por tanto, si producimos lápices, es viable practicar B2B, pero si sólo hacemos esto no ganaremos tanto porque es un bien que consumen los particulares también. Sin embargo, si producimos maquinaria industrial, pues no creo que un particular esté interesado o necesite una máquina de tejer en casa.

Quien te diga que hay un tipo de e-commerce es mejor que otro es porque realmente no sabe de lo que está hablando. Cada tipo de e-commerce existe porque cada público tiene unas necesidades y funciona de manera distinta. No le puedes vender a una empresa el producto como si se lo estuvieras vendiendo a un cliente en una tienda.

Menor riesgo

Con una cartera de clientes en la mano, el B2B es el mejor modelo de negocio de largo porque estaríamos facturando muchísimo más dinero que si practicamos B2C. Sin embargo, esa búsqueda de clientes puede ser muy complicada, además de que las empresas son muchísimo más exigentes que los clientes, pero se quejan menos.

En cuanto a riesgo se refiere, el modelo a elegir es el B2B.

Con éxito garantizado…

Si tenemos éxito en ambos modelos, siempre será preferible el B2C. La razón principal de ello radica en que es mejor vender 10 a 100 clientes, que vender 100 a 10. El cliente es un valor muy importante en cualquier empresa, un valor que se traduce en mucho dinero, si se cuida bien.

Por tanto, a no ser que tengas una cartera de clientes espectacular, si tienes un negocio B2C que ha pegado el pelotazo, estarás en la cresta de la ola. Por ello, en este caso tendríamos que elegir al B2C como ganador porque una empresa B2C que tiene muchos clientes, imprime billetes cada segundo.

Menor mercado

El mercado del B2B es un mercado reducido porque no hay muchas empresas, sino muy pocas en diferencia con los clientes habituales. En el B2C nos dirigimos a los consumidores ¿Cuántos consumidores hay en el mundo? Miles de millones, algo que no podemos decir de las empresas.

Sin embargo, es complicado igualar a una empresa que tiene a más de 20 empresas como clientes, ya que factura muchísimo dinero. Pensad que, por cada 20 empresas, tienen que haber unos 500 clientes, dependiendo de los casos.

Pagos

En esto, los ganadores claros son los B2B, debido a que suelen pagar en dos veces y siempre estaremos ante cantidades importantes. Sin embargo, cuando financiamos un producto a un cliente, a pesar de ganar más por los intereses, tardamos en ver el dinero entrar y que los productos sean transformados.

¿Dudas o preguntas?